viernes, 3 de febrero de 2012

Los inicios del ordenador personal


Los ordenadores personales, el PC, "personal computer" (tengo un amigo defensor del correcto uso del lenguaje que afirma que la traducción fue estrepitosa puesto que no se deberían llamar ordenadores sino computadoras) empezaron a diseñarse como tales a finales de los 60 y principios de los noventa. ¿Quién de mi generación X no tuvo un Spectrum, Comodore, Sony MSX...? y ¿alguien imaginó casi 30 años que llegaríamos donde estamos en el mundo computadora/pc e internet?

La historia de los ordenadores personales propiamente dicha empieza en enero de 1975 con una publicación en un artículo de portada en una revista muy difundida en los Estados Unidos llamada Mecánica Popular, en la que una compañía llamada MITS introdujo un Kit llamado Altair, que es el que sé ha considerado el primer ordenador personal. Este kit contenía un microprocesador 8080, una fuente de alimentación, un panel frontal lleno de luces, y con la enorme cantidad de memoria de 256 bytes (no kilobytes sino bytes). Este ordenador tenía una arquitectura abierta, es decir que incluía slots, y que se le podía poner un montón de tipos de periféricos que podían encontrarse en el mercado. El nuevo procesador inspiró a otras compañías a escribir programas para él. Incluyendo el sistema operativo CP/M (Control Program Microprocesor) y la primera versión del Basic de Microsoft.

En este punto las cosas se empezaron a mover rápidamente. IBM introdujo el primer "Ordenador Personal" en el año 1975. Fue el modelo 5100, y tenía una memoria de 16 Kbytes, conteniendo el Basic y con una unidad de cinta para el almacenamiento. A este modelo le siguió el modelo 5110 y el 5120, predecesores todos ellos del primer PC de IBM, llamado modelo 5150.
En 1976, una nueva compañía llamada Apple Computer introdujo el Apple I por 90 mil pesetas. Este sistema consistía en una placa de circuito impreso atornillado a una plancha de chapón. La fuente de alimentación no estaba incluida, por lo que el usuario tenía que ingeniárselas para alimentarlo. Solo unos pocos de ellos fueron fabricados. El Apple I fue seguido del Apple II, que provoco una enorme conmoción en el mercado, y sirvió de revulsivo para la ampliación de este mercado, y la creación de estándares, entre los cuales incluimos al IBM PC.

En 1980 el mundo de los microordenadores estaba dominado por dos facciones diferenciadas. Por una parte estaba el Apple II, que tenía una gran cantidad de seguidores, y una gigantesca cantidad de software para utilizar con él. Por la otra, estaban los sistemas que se desarrollaron alrededor del MITS de Altair. Estos sistemas eran compatibles unos con otros, y se distinguían por el uso del sistema operativo CP/M y slots de expansión estándar llamados S-100 (ya que tenia 100 pines). Eran construidos por diversas compañías, y vendidos por una gama incluso más amplia de nombres comerciales, y tenían la capacidad de usar el mismo software y los mismos periféricos.

A final de 1980, un pequeño grupo llamado Entry System Division fue establecido en el seno de IBM. El equipo inicial estaba constituido por 12 ingenieros y diseñadores bajo la dirección de Don Estridge. El jefe del equipo de diseño era Lewis Eggebrecht. Esta división tenía como tarea el desarrollo del primer ordenador personal de IBM que realmente lo fuera. (IBM consideró el modelo 5100 desarrollado en 1975 como un terminal inteligente programable más que un genuino ordenador, y no como un verdadero ordenador).

Estridge y el equipo de diseño desarrollaron el diseño y especificaciones del nuevo sistema. El equipo se baso en estudios de mercado, teniendo estos una gran influencia en su diseño. Los diseñadores se fijaron en los estándares previos, aprendiendo de sus aciertos y problemas, incorporando las ventajas de los sistemas más populares, introduciendo esto y mucho más en los PCs. IBM diseñó el sistema perfecto para apoderarse de este mercado.

Con los parámetros impuestos al diseño por el mercado, IBM debía ser capaz de producirlo en menos de un año. Para lograr ello, IBM intento conseguir todos los elementos de productores independientes que tenían sus productos en el mercado. Incluso el sistema operativo se encargo a otra compañía. Inicialmente se contacto con Digital Research, dueña del sistema operativo CP/M, pero no le interesó entrar en el negocio, pero al final se lo adjudico a una modesta empresa llamada Microsoft, que con el tiempo y gracias a esto se ha convertido en la compañía más importante de software del mundo. Para completarlo, estimuló a muchos fabricantes de software del mercado para que cambiaran a este sistema operativo, y esto hicieron.

El debut del IBM PC, usando el sistema operativo PC DOS, fue el martes 11 de agosto de 1981. Una fecha muy significativa para la industria de los microordenadores. Desde ese momento IBM vendió más de 10 millones de PCs, y fue creciendo una inmensa gama de periféricos y accesorios a su alrededor. Hay más Software escrito para esta familia de ordenadores que para ningún otro sistema en el mercado en 1975.

Al principio, el IBM PC tenía sólo 128KB de RAM y dos unidades de disquete de 51/4 pulgadas y 360KB de capacidad. El procesador que utilizaba era el Intel 8086, una CPU a 16 Bits. Posteriormente, se hizo una versión económica a 8 Bits mediante el procesador 8088.
Pronto se popularizó el uso del IBM PC. Además, una oportuna campaña que culminó con la licencia a terceros de la fabricación de éste ordenador, hizo que se engancharan al carro a una gran cantidad de fabricantes que comenzaron a crear placas de ordenador "compatibles PC", de calidad similar a la original, pero a un precio muy inferior. Aunque al principio esto repercutió en las ventas de IBM, pronto hizo que su popularidad aumentara aún más.
Paralelamente, en los años 80 asistimos a una invasión de pequeños sistemas con 16 y 48KB de RAM que fueron la introducción de muchos a la Informática doméstica. Nos referimos a los Sinclair, Commodore, Oric, etc. Máquinas con una potencia gráfica que era una delicia teniendo en cuenta que los sistemas PC sólo iban en modo texto por aquellos entonces.

Es más, en 1985 se presentó el Commodore Amiga, con 512 KB de RAM y una potencia enorme en cuanto a gráficos, sonido y todo lo que ello conlleva. Junto con los Apple, el Commodore Amiga sentó las bases de la Multimedia moderna.

Todos estos sistemas, a excepción del Amiga, fueron desapareciendo y dejando paso a los sistemas PC más avanzados, ya que en aquella época comenzaron su escalada.

Más adelante, se añaden discos duros y otros sistemas de almacenamiento masivo, la memoria aumenta hasta 640 KB y más... Además, comienza la carrera de la velocidad de reloj y de los procesadores, los cuales siempre de la mano de Intel, cada vez son más potentes. 80286, 80386, y posteriormente los desarrollos de 80486, Pentium, Pentium PRO, Itanium. Intel ha puesto sus procesadores al servicio de los ordenadores PC, y ha conseguido que éstos se pongan a la cabeza de los ordenadores personales. He dicho ordenadores personales, ya que para las grandes aplicaciones, se utilizan otros sistemas: Silicon Graphics, Cray, procesadores Alpha, Mips... La lista es interminable para estos sistemas que se quedan fuera del alcance del usuario medio.

¿Y el software? Al principio, todo era en modo texto. Pronto comenzaron los gráficos, los juegos y finalmente, los sistemas operativos visuales: OS/2, Windows, Linux, System 7 de Mac. Estos sistemas visuales son los que más han contribuido a la popularización de los ordenadores PC.

Gracias a los ordenadores potentes, a los juegos, a los sistemas visuales, a la bajada de precios y, últimamente gracias a Internet, el PC se ha popularizado tanto que prácticamente no queda un hogar donde no haya un ordenador para algo concreto: Comunicaciones, procesos de textos, juegos, etc.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada